¿Recuerdas cuando venían los turistas extranjeros de paseo por España en pleno enero y con sandalias?

Sí, muchos sufrieron un shock visual producido por la combinación calcetines blancos + sandalias de trekking marrón.

Ya han pasado unos años de aquel fenómeno, y quizá por eso nos hemos acostumbrado a ello. Tanto que ahora, las it girls de cada ciudad salen de casa con sandalias de tacón y calcetines. Y este fenómeno se está extendiendo cada vez más a todos los interesados por la moda.

Hace unos años la gente les hubiera parado por la calle para decirles que se habían olvidado quitarse los calcetines, pero sinceramente, ¿qué tiene de malo?

Y honestamente, ahora se ve súper PRACTICAL

En verano puedes usar las sandalias sin calcetín, y en invierno lo puedes usar con calcetines de colores, de diferentes tejidos, como terciopelo, rejilla, de varios estampados, con lazos o tantos como puedas encontrar en la sección de moda íntima de muchos de nuestros establecimientos.

Nuestros consejos son:

  • Hazte con unos calcetines originales.
  • Póntelos como quieras, pero con una falda midi y unas sandalias de terciopelo seguro quedarán genial.
  • Atrévete, mezcla colores y texturas en tu vestuario.
  • Utiliza calcetines de brilli-brilli si quieres darle un toque festivo a tu look.

¿Te atreves a reinventar el antiguo fenómeno guiri improvisado de sandalias y calcetines?

Es así de sencillo y no olvides: Be practical.

Pin It on Pinterest

Share This