¡Bienvenidos al blog de Castellana 200!

Que queréis que os diga, la llegada del verano aún no me convence, porque se me estropea el pelo, no me puedo poner mi abrigo de visón favorito y… ¡no puedo cocinar un buen guiso porque te mueres de calor!

Pero como hay que adaptarse a todo, he recopilado unas cuentas recetas muy sanas y fresquitas para preparar en verano.

Aquí os las comparto:

Tartar de salmón y aguacate

Esta receta está muy rica, sencilla y rápida. Está compuesta de ingredientes fáciles de encontrar y tan solo te llevará 15 minutos prepararla.

Ingredientes:

  • 1 aguacate madurito (tócalo en la tienda, si está muy duro… ¡no nos sirve!)
  • Salmón ahumado
  • 1 cebolla morada
  • Brotes de cebollino para decorar
  • Salsa de soja

Preparación:

Corta el aguacate en dos, quita el hueso y vacía la “carne”. Corta el contenido del aguacate en daditos pequeños. Haz lo mismo con el salmón, corta en daditos.

A continuación, pela y pica la cebolla.

En cualquier tienda de utensilios de cocina podrás encontrar un aro de emplatar, y que sirve para que el plato no se desmonte. Coloca el aro en el plato y solamente tienes que rellenar.

La primera mitad llevará el aguacate, presiona sin miedo. Después, coloca la cebolla que has picado encima del aguacate.

En un plato aparte, mezcla el salmón que has cortado con dos cucharadas de salsa de soja y coloca la mezcla encima de la cebolla.

¡Y ya estaría! Retira con cuidado el aro y pon encima un poco de cebollino para decorar.

Esta receta está de vicio, seguro que triunfas.

Gazpacho de sandía y pepino

Cuando llega el verano, la sandía no puede faltar en mi nevera. Yo suelo hacer gazpacho manchego, pero el otro día descubrí una receta de gazpacho de sandía que a mi marido le encantó.

Ingredientes:

  • 2 rodajas de sandía
  • 1 pepino
  • ½ cebolla
  • Vinagre
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Retira tanto la piel como las pepitas de la sandía y trocéala. A continuación, busca un bol que sea apto para triturar y coloca dentro la sandía.

Pela y trocea el pepino, júntalo a la sandía. Lo mismo con la cebolla.

Ya tenemos todos los ingredientes en el bol, ahora agrega el aceite, el vinagre y la sal y tritúralo todo.

Mientras lo trituras, puedes ir probando la mezcla para saber si le falta sal o aceite, eso es a gusto de cada uno.

Guárdalo en el frigorífico para servirlo muy frío en una noche calurosa de verano en la que no te apetezca cocinar.

Delicioso taco con lentejas

Mis nietos se negaban a probar esta receta, pero ahora, cada vez que vienen, quieren que se la haga para cenar. Deliciosos tacos con lentejas.

Ingredientes: (6 tacos)

  • 6 hojas de lechuga
  • 150 gr de lentejas
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 1 aguacate
  • Limón
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Tienes dos opciones, o comprar las lentejas ya hervidas o hacerlas en casa, como hago yo. Si prefieres la segunda opción, debes lavarlas y hervirlas en abundante agua hasta que estén blandas y reservar.

A continuación, pon un poco de aceite en una sartén,rehoga la cebolla bien picadita y añádele sal.

Cuando tengas la cebolla tierna, agrégale las lentejas, remueve y retira del fuego.

Añádele un chorrito de limón para condimentar la preparación.

Por otro lado, lava bien todas las hojas de lechuga y colocalas en un plato. ¡Ah! Debes asegurarte de que las hojas de lechuga sean firmes, ya que tienen que aguantar el peso de todos los demás ingredientes.

Añádele las lentejas, el tomate y los taquitos de aguacate. ¡Y voilá! Una receta riquísima y diferente que sorprenderá a tus invitados.

Bocaditos de gambas

Si este verano tienes visitas en casa, puedes preparar estos ricos bocaditos de gambas con zanahorias y eneldo.

Ingredientes: 

  • Pan de molde
  • Gambitas cocidas, peladas y troceadas.
  • 1 chalota
  • Mayonesa
  • Zanahoria
  • Lechuga
  • Pimienta y sal

Preparación:

Pela y corta en tiras pequeñas la zanahoria. Ponlas en un cuenco y agrégale limón, pimienta y sal.

En otro cuenco, mezcla las gambas con la chalota, la mayonesa y el eneldo. Agrégale sal y pimienta y reserva.

Puedes tostar el pan de molde para que quede más delicioso. El pan tostado siempre es una buena opción.

Coloca una rebanada de pan y coloca encima la mezcla que hemos hecho de zanahoria, encima otra rebanada de pan y la colocamos la segunda mezcla de las gambitas. Pon una última rebanada de pan y listo.


¡Y eso es todo! Espero que te hayan gustado mis recetas fresquitas para el verano. Como ves, son fáciles y prácticas para prepararlas tanto para cenar tu solo como para una reunión de amigos.

Si haces alguna de ellas, puedes hacer una foto y etiquetarnos en eso que llaman Instagram, ¡mis nietos lo usan todo el tiempo!

Aurelia.

Pin It on Pinterest

Share This