Cuenta atrás para el Black Friday:
Disfruta del Black Friday en nuestro Centro Comercial

Hola a tod@s. ¿Qué tal seguidores del blog?

Os preguntareis que hace un ama de casa como yo hablando de esto. Pues muy fácil. Servidora tiene un hijo que durante muchos años ha tirado de tupper de mami en la oficina. Ahora que ya sabe cocinar, ya tira menos. Pero no perdona su tupper de los domingos de cocido madrileño.

Así que resuelta la duda, lo primero que os voy a dar son 5 consejos muy útiles:

  1. Si vas a calentar la comida, siempre que puedas usa plato. Aunque traigas la comida en tupper, si en la oficina hay platos mejor que mejor. El sabor no tiene nada que ver y el tupper dura mucho más.
  2. Nada de olores fuertes. El pescado es muy sano, pero si no quieres apestar el office y que el resto del mundo te odie, evita llevar pescados que huelan, ni esa salsa roquefort tan rica.
  3. Filetes finos lo menos posible. Al meterlos en el microondas se secan y se convierten en auténticas suelas de zapato.
  4. Evita llevar comida que debas comer con las manos, como alitas de pollo. La gente es rara y no le gusta ver lo que ellos hacen en casa cuando no les mira nadie.
  5. La comida del domingo vale para llevar en tupper el lunes al trabajo. ¿Ejemplos? Paella en verano y cocido madrileño (sin sopa) en invierno.

Después de estos consejitos os dejo 3 recetas muy válidas para eliminar el síndrome postvacional con tranquilidad.

Cuscús de verduras

El día que mi hijo me trajo cuscús a casa me dijo que sería bueno para mí. “Mamá, es energético, bueno para ti porque tienes diabetes, también para tu corazón y encima ayuda a tratar el estreñimiento”. Ya, ya le dije yo, ¿pero cómo se hace? “Pues como el arroz mamá. 1 taza de cuscús, 2 tazas y media de agua y una pizca de sal. Y cocer 20 minutos”. Ahí me ganó y desde entonces lo utilizo como acompañamiento para carnes y pescados o, como en este receta, como plato único al acompañarlo de unas buenas verduras salteadas.

Ingredientes para 2 personas

  • 200 gramos de cuscús
  • 200 ml de caldo de pollo
  • Medio calabacín
  • Medio pimiento rojo
  • Medio pimiento verde
  • 1 cebolleta
  • 1 zanahoria
  • 1 nuez de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • Sésamo negro (opcional)

Preparación

Calentamos el caldo de pollo. Si no tienes disuelve media pastilla de caldo concentrado en agua y listo

Cuando esté caliente, retíralo del fuego y añádele el cuscús. Después de 3 minutos ya estará hidratado, es el momento de ponerle margarina para que se suelten los granos y le de cremosidad.

Sofríe en una sartén las verduras cortadas en pequeños dados, a fuego medio y durante 15 minutos. Salpimentamos.

Incorporamos a las verduras sofritas el cuscús y una cucharada de curry. Rehogamos 5 minutos para que se integren los sabores y listo.

Tu cuscús de verduras ya está preparado para que lo metas en el tupper. Lo puedes comer frio o caliente.

Truco práctico: si solo lo vas a comer tú, puedes congelar la mitad. Cuando lo saques del congelador, mételo en la nevera para descongelarlo correctamente. Luego caliéntalo 15 minutos a fuego lento con una gota de aceite para que recupere su textura original.

Salmorejo Cordobés

Un clásico para cerrar el verano como Dios manda. Ten en cuenta que este tipo de platos se suele hacer para varias raciones. Ideal si  en casa sois 2 o más. Y una buena forma de disfrutar del tomate que todavía es de temporada. Además, ten en cuenta que aguanta perfectamente 3 días en la nevera. También se podría congelar, pero afecta demasiado a la textura una vez descongelado, así que solo hacerlo para evitar tirarlo a la basura.

Ingredientes para 5-6 raciones:

  • 1 kilo de tomates pera bien maduros, que esté rojos pero no pasados.
  • 200 gramos de pan duro. Lo mejor es usar un pan de corteza muy blanca y fina.
  • Medio diente de ajo (sin el corazón)
  • 160 ml de aceite de Oliva Virgen Extra, siempre intentaremos usar uno muy suave.
  • Agua, un chorrito (opcional para quien le guste menos espeso)
  • Sal
  • 1 huevo cocido
  • Jamón ibérico en taquitos

Preparación

Lavamos los tomates, le quitamos la caperuza y los trituramos.

Lo pasamos por un chino o un colador para quitar todas las pepitas y pieles y así poder conseguir un salmorejo mucho más suave.

Incorporamos al tomate batido el pan y dejamos que se empape bien durante unos 10 minutos.

Después añadimos medio ajo sin el corazón. Incorporarle el aceite mientras estamos batiendo como si fuera un hilo. Esto lo hacemos para que el salmorejo emulsione y coja textura.

Finalmente rectificamos de sal poco a poco hasta llegar a nuestro gusto deseado y listo. Cuando te lleves el salmorejo a la oficina, ponlo en un tupper redondo y hermético. Llévate el jamón partido en una bolsita de bocadillo, junto con ¼ de huevo duro sin trocear para que no se seque. Cuando vayas a comer abre el tupper y añádele el jamón y corta en ese momento el huevo en pequeños trocitos.

Pavo al curry

El pavo cada día gusta más a la gente. Por eso ahora te lo venden en taquitos en bandejas. Perfecto para la receta que te voy a enseñar ahora. Es sano, sabroso, muy fácil de cocinar y de transportar en tu tupper. Aquí tienes la última de las recetas.

Ingredientes para 4 raciones

  • 800 g de pavo cortado en trozos para estofado
  • 1 cebolla
  • 150 g de nata líquida ligera
  • 2 cucharadas de curry
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Pelar y picar la cebolla. En una olla poner las dos cucharadas de aceite de oliva y, cuando esté caliente, añadir y sofreír la cebolla unos 5 minutos (hasta que esté transparente, pero que no se tueste).

Salpimentar los trozos de pavo y añadirlos. Sofreír todo durante varios minutos, hasta que se dore un poco el pavo.

A continuación, incorporar las dos cucharadas de curry y la nata líquida ligera. Cocinar durante 25 minutos con la tapa cerrada (12 minutos si es una olla rápida).

Puedes acompañarlo de arroz o del cuscús que te sobró de la otra receta si quieres.

Este plato se conserva bien en la nevera y además te permite congelarlo si ves que se va a pasar (pero hazlo sin la guarnición, ojo).


Bien, querid@s. Me despido de mi segunda carta del blog con una propuesta: la primera de estas recetas que hagas métela en un tupper, hazle una foto y ponla en el Instagram de Castellana 200. Cuantos más lo hagáis, más posibilidades tendré de volver a estar con todos vosotros.

Así que ya sabéis,

¡Cocina, fotito y pasadita por Instagram!

Aurelia.

Pin It on Pinterest

Share This