Cuenta atrás para el Black Friday:
Disfruta del Black Friday en nuestro Centro Comercial

¿Podrías vivir sin tomar una taza de café por las mañanas? ¿La consideras tu bebida favorita? Consumimos café a diario como una costumbre más, en cambio muchos de nosotros aún no sabemos cómo se produce ni cuál es su origen. Si quieres conocer todo sobre una de las bebidas mas populares, en Castellana 200 te contamos qué es, su historia y las variedades más deliciosas que puedes disfrutar en cafeterías y locales especializados de nuestro centro.

¿Qué es el café?

Todo el mundo ha caído rendido ante la potencia y el sabor de esta bebida, pero mucha gente no sabe que el café es la segunda mercancía más comercializada en todo el mundo por detrás del petróleo. Su consumo ha aumentado de forma increíble durante los últimos años, llegando a los 10.000 millones de kilos de café al año. Brasil es el principal productor, seguido de Vietnam, Colombia e Indonesia.

Para sorpresa de muchos, el café es la bebida resultante de la infusión de los granos de café tostados, recolectados de la planta del café: tiene un sabor amargo y muy intenso, aunque en los últimos años se ha endulzado mucho para seguir las cambiantes exigencias de los consumidores. Dependiendo de la variedad de café podemos apreciar un matiz distinto, aunque también lo determinan otros factores como la luz, la humedad o el clima en el que se conserve.

Historia del café

Hoy en día el café es un producto básico mundial, pero tiene una historia muy curiosa detrás. Entre cuentos y misterios sobre su origen, se habla la leyenda del pastor llamado Kaldi. Este observó cómo sus ovejas se comportaban de forma muy enérgica tras haber consumido los frutos rojos de un arbusto: el grano del café.  Ante esto, decidió coger estos frutos y llevarlos a un monasterio de monjes, quienes los probaron y tiraron los granos al fuego al no gustarles el resultado. Precisamente fue el olor a tostado el que les animó a cambiar el proceso de elaboración.

Como esta hay muchas otras leyendas, pero los historiadores sitúan en el siglo IX los orígenes de esta planta. Los primeros hallazgos se produjeron en zonas montañosas de Etiopía y pasaron a la Península Arábica. Este producto fue introducido a Europa cuando se llevaron varios ejemplares de la planta del café a los jardines botánicos del viejo continente. Las colonias americanas fueron las encargadas de expandirlas al otro lado del charco. En un primer momento el café se consumía masticando el grano en sí (al igual que el cacao), más adelante se convirtió en una infusión en agua fría. Con el paso de los años se perfeccionó el proceso, hasta que se decidió secar los granos y tostarlos antes de preparar esta infusión.

Tres tipos básicos en función del origen de la planta

En la actualidad hay varios países en el mundo que producen café, todas las plantaciones con diferentes aromas y matices en función de su ubicación geográfica. Se pueden distinguir tres tipos de cafés: el arábica, el robusta y la mezcla.

Café arábica

Se trata de la variedad de café más utilizada en todo el mundo, gracias a su sabor equilibrado y a su concentración de cafeína menor a la de la variedad robusta. Su origen se ubica en África, pero también se cultiva en otros países de Sudamérica, Asia y Centroamérica.

Café robusta

Los que se decanten por los sabores fuertes y muy aromáticos, les encantará la variedad de café robusta. Tiende a ser el menos utilizado alrededor del mundo, pero tiene una gran concentración de cafeína y, por lo tanto, un sabor mucho más amargo que no acaba de convencer a todos los paladares. Ideal para los amantes de los sabores potentes.

Combinaciones

Las combinaciones o el café de mezcla se basan en la mezcla de las dos anteriores variedad, en diferentes proporciones. Jugar con las cantidades de una u otra variedad da mucho juego a la hora de conseguir diferentes sabores. Hoy en día podemos encontrar cientos de mezclas y combinaciones ya preparadas para todos los gustos.

 

Principales tipos de café en función de su preparación

Con las diferentes variedades de palabras de café también se pueden elaborar varias mezclas muy diferentes entre sí. Entre las más consumidas se encuentra el expresso, el ristretto, el cortado o el americano… conoce todos ellos y elige tu favorito.

Expresso/ Café solo

Esta variedad es la más básica y una de las más consumidas en todo el mundo. Su simplicidad hace que se aprecien todos los detalles y aromas del grano de café. Se prepara en muy pocos segundos y la forma ideal de servirse es en una taza de 30 cl con una fina capa de espuma.

Ristretto

El ristretto es igual que el expresso, pero tiene una cantidad menor de agua.

Cortado o macchiato

El cortado o el manchado sigue el mismo proceso de elaboración que un expresso o un ristretto, pero con una ligera cantidad de leche que consiga teñirlo.

Americano

El café americano es igual que el expresso, pero se le añade mucha más cantidad de agua en comparación con el café, haciéndolo más aguado y menos potente. El proceso habitual es preparar un café solo y añadirle agua hirviendo.

Lungo/largo

El café largo es el resultado de un proceso de infusión mucho más largo que con las anteriores preparaciones, sin que se le tenga que añadir agua de forma externa. Se sirve en taza o el vasos más largos.

Café con leche

El café con leche es la mezcla de una cantidad de café solo con la misma cantidad de leche. Tiene un sabor dulce y mucho menos intenso que las anteriores variedades, por lo que es el más consumido en nuestro país.

No te pierdas este vídeo para conocer el resto de variedades de café que puedes probar. ¡Hay más de los que crees!

 

¿Dónde tomar el mejor café?

En Castellana 200 contamos con dos de los establecimientos más exclusivos, ideales para que pruebes estas variantes de cafés. La máxima calidad de aromas y texturas la puedes encontrar en UVE Café y en Bibey, donde también tienes la oportunidad de probar otras versiones que te ayudarán a que tu desayuno o merienda sea perfecta. No te lo pienses dos veces y disfruta del auténtico café. ¡Te esperamos!

 

Share This